Chat with us, powered by LiveChat
Sus resultados de búsqueda

Mercado de Propiedades España

MERCADO DE PROPIEDADES ESPAÑA

La crisis en el mercado inmobiliario español finalizó oficialmente en el primer trimestre de 2016, con no menos de 31 trimestres consecutivos de precios en baja – desde el cuarto trimestre de 2007 hasta el tercer trimestre de 2015 – el sector inmobiliario español es una de las más interesantes inversiones en Europa. 
España nunca se ha establecido entre los países más ricos de Europa occidental, al menos no en la era moderna. Los dos países ibéricos, España y Portugal, siempre han cerrado los índices europeos de progreso y riqueza, como el PIB per cápita, la eficiencia del sector público, la facilidad para hacer negocios, y más. Si bien España es considerada una de las economías más grandes de Europa, y su liga de fútbol es la más rica del continente, no ha sido capaz de alcanzar a las economías de Alemania, Francia o Gran Bretaña en la carrera industrial y tecnológica. 
Las raíces de la última crisis inmobiliaria en el país comenzaron en 1999, cuando los españoles ingresaron en la eurozona y la muerte del peso y la alta inflación en favor del euro y bajas tasas de interés. En el apogeo de la burbuja, en 2007, España registró más inicios de construcción que Alemania, Gran Bretaña, Francia e Italia juntas. Alrededor del 13% de la fuerza de trabajo española estaba empleada en la industria de la construcción, que representaba alrededor del 10% del PIB. La burbuja inmobiliaria también fue conveniente para el gobierno español, porque le dio ingresos fiscales extraordinarios que equilibraban el presupuesto y ocultaban las dolencias económicas estructurales que sufría la economía del país: baja productividad, retraso tecnológico y desventaja competitiva en los mercados globales. 
Ostensiblemente, la economía española creció bien en aquellos años, y el poder adquisitivo de los españoles aumentó; Los bancos españoles distribuyeron hipotecas de bajo interés durante períodos muy largos de hasta 50 años, y en 2010 la tasa de hipotecas alcanzó el 63 por ciento del PIB, un aumento de dos dígitos con respecto a 2003. Como resultado, en la crisis de las hipotecas de alto riesgo en los EE.UU. tampoco hizo demasiadas preguntas a los prestatarios, y proporcionó dinero a todos los que lo deseaban. El catalizador de la explosión fue un cambio en la política de tasas de interés en la zona del euro a principios de 2006 y el comienzo de una serie de alzas de tasas que elevaron los reembolsos mensuales y empujaron a muchos prestatarios a la bancarrota. En 2010, alrededor de un tercio de las hipotecas de España se definieron como deuda incobrable. Al mismo tiempo, el desempleo aumentó, de un mínimo del 7% en 2007 hasta el 26% en 2013. 
Junto con Grecia, España fue el país europeo más afectado por la crisis financiera en Europa en 2010. En mayo de 2012, se nacionalizó el banco hipotecario más grande del país, el Banco Nacional, y en junio de 2012 España recibió un rescate de 100 billones de euros de la Unión Europea. A diferencia de Grecia, España bajo el gobierno de Mariano Rajoy pudo aplicar relativamente bien las dolorosas medidas económicas que se le impusieron como parte de las condiciones de rescate: los bancos sin rehabilitación fueron nacionalizados; Los préstamos incobrables se retiraron de los balances estables y se concentraron en un fondo financiado por el estado; Los bancos regionales, controlados por las autoridades locales, otorgaron crédito a promotores inmobiliarios que fueron nacionalizados, vendidos a bancos privados o clausurados, y el sistema bancario español adoptó estándares europeos de información para que las deudas incobrables ya no pudieran ocultarse. 
Además de limpiar el sistema bancario, el gobierno español lideró dos reformas diseñadas para aumentar la competitividad de la economía española en el mercado global.Rajoy lanzo el duro trabajo del mercado de mano y facilitó a las empresas reclutar y despedir empleados permanentes. También redujo el impuesto de sociedades del 30% al 25%. Al mismo tiempo, han tenido lugar procesos externos en la economía española que lo han ayudado a recuperarse: el euro débil ha aumentado la viabilidad de las exportaciones en toda la zona euro, mientras que los bajos precios del petróleo han facilitado la economía española, que no tiene fuentes de energía independientes (que no sean energías renovables). La política de expansión cuantitativa y bajas tasas de interés en Europa también ayudó a España a recuperarse relativamente rápido y reanudar las inversiones. 

Comunidades Autónomas Españolas por Población

En 2013, la economía española creció según lo previsto, y desde entonces ha estado creciendo al ritmo más alto entre los países de la UE. En contraste con el crecimiento después de unirse al bloque del euro, esta vez el crecimiento se basa en pilares más fuertes. El alto desempleo provocó una disminución en el costo de la mano de obra en España, mientras que en otros grandes países europeos hubo un aumento. El trabajo más flexible del mercado, el sector bancario más saludable y las bajas tasas de interés atrajeron la inversión extranjera en la economía española, particularmente en el sector automotriz. Hoy, España tiene 13 plantas de fabricación de automóviles y vehículos, incluida la fabricación de centros de marcas internacionales líderes como Mercedes, Volkswagen, Renault, Peugeot, Ford, Nissan y GM. España es ahora el segundo mayor fabricante de automóviles de Europa, detrás de Alemania, con el 80% de su producción destinada a la exportación. Y la cifra que representa sobre todo el cambio en la economía española desde la crisis es el aumento de las exportaciones: del 24% del PIB en 2009 al 33% del PIB actual. Desde una economía basada principalmente en el turismo, bienes raíces y productos agrícolas, España se ha convertido en una economía más competitiva a nivel mundial y más equilibrada en términos de entrada y salida de capital. 
La demanda en el mercado inmobiliario local no surgió inmediatamente después del retorno al crecimiento en 2013. Llevó al menos otros dos años para que los precios inmobiliarios continúen cayendo. La razón principal de la demora es el enorme inventario de apartamentos que permanecen vacíos con el inicio de la crisis. Los bancos tardaron mucho tiempo en deshacerse de estos apartamentos, incluso en áreas de alta demanda como Madrid y Barcelona. Incluso hoy en día, este inventario todavía tiene un impacto negativo en los precios inmobiliarios, y las estimaciones son que todavía hay medio millón de apartamentos sin vender esperando compradores desde la crisis. 
Sin embargo, como se señaló, desde el primer trimestre de 2016 hay un aumento gradual en los precios de los apartamentos en España. Una de las razones del cambio de tendencia es que desde la crisis casi no se construyeron apartamentos nuevos, y en las grandes ciudades (Madrid, Barcelona, Valencia y Málaga) hubo un excedente de demanda que comenzó a empujar los precios al alza. Los inversores extranjeros que identificaron la recuperación fueron los primeros en volver al mercado inmobiliario español, pero la fuerza principal que impulsa la demanda de bienes inmuebles en los últimos dos años es el propio español. 
La tasa de desempleo en España, que ha estado en declive durante los últimos cuatro años, ahora se sitúa en el 16,6%. Este sigue siendo un nivel de desempleo más alto que los cinco países más grandes de Europa occidental, pero el regreso de millones de desempleados a al mercado laboral está generando gradualmente una demanda renovada de bienes raíces residenciales. El más alto de Europa, y el banco español BBVA, encontraron que había una correlación entre las áreas donde el desempleo cayó y las áreas donde los precios de las propiedades subieron. Es posible que los europeos adinerados hayan vuelto a comprar apartamentos vacacionales en el sur de España, pero lo que más afecta a la demanda en el mercado inmobiliario español, y por lo tanto a los precios, es el renovado crecimiento de la economía local.
[mc4wp_form id=»20634″]

Perspectivas actuales y futuras para el mercado inmobiliario español y balear

Los gráficos presentados muestran los índices de precios de los mercados inmobiliarios de Baleares y España. Después del impacto desastroso que se produjo como resultado del colapso financiero, los precios de las propiedades en las Islas Baleares y España en general han mostrado una fuerte recuperación desde el mínimo en 2014.

La imposición de amplias medidas de austeridad, necesarias por un rescate financiero europeo en 2012, cortó considerablemente la demanda interna. Junto con el impacto general de la recesión económica en el mercado europeo en su conjunto, deprimiendo la demanda en el extranjero, los mercados inmobiliarios de Baleares y España hasta el 2014 sufrieron un descenso difícil.

Índice de precios del mercado inmobiliario de las Islas Baleares

Índice de precios del mercado inmobiliario español

Desde entonces (2014), las economías española y de la zona del euro han mostrado signos alentadores de crecimiento. Informado recientemente, la zona euro en 2017 registró un crecimiento a su ritmo más rápido durante una década, con el bloque de 19 naciones creciendo al 2.5%. Las estimaciones de crecimiento para 2018 han sido revisadas al alza por el Banco Central Europeo, con la esperanza de prolongar el período de prosperidad ampliamente sentido. El desempeño de España también ha sido positivo, con el desempleo cayendo a su punto más bajo en casi 10 años. La reactivación de la demanda española es crucial para los precios nacionales de la vivienda, incluida Baleares, donde a pesar de la fuerte demanda internacional, los compradores españoles siguen siendo mayoría.

Las provisiones para el futuro son optimistas. A pesar de la reducción de la demanda británica como resultado de la incertidumbre Brexit, está más que explicada por el crecimiento de la demanda de los países de la UE. En Francia, de un 3,78% a un 6,3%, los compradores rusos e italianos crecieron significativamente en número entre 2016 y 2017; con la tendencia ascendente prevista para continuar en 2018. También hay indicios de que los compradores estadounidenses y chinos están siendo atraídos por los precios que se consideran de buena relación, acompañados de todos los encantos de la cultura y los paisajes españoles. La economía española muestra pocas señales de desaceleración, con una demanda local que probablemente empuje al índice balear y al precio nacional continuamente hacia arriba.

Dadas las buenas perspectivas económicas para los mercados inmobiliarios locales y nacionales, los precios del índice han logrado, y continuarán, avanzando significativamente hacia el máximo anterior al colapso de 141.55. Considerando todo, tanto el corazón como la mente pueden estar de acuerdo en que 2018 es un año excelente para entrar en el mercado.

Índice de precios de mercado inmobiliario para España y las Islas Baleares

El reciente crecimiento de los préstamos hipotecarios respalda las perspectivas optimistas para el mercado inmobiliario español. Desde 2014, el número de hipotecas emitidas anualmente ha aumentado en un 36% y parece que alcanzará los niveles previos al colapso en los próximos años. Esto se ha identificado como un factor clave detrás de la reactivación del consumo interno a medida que las personas se benefician de la creciente economía y buscan aprovechar las bajas tasas de interés. Las tasas de interés seguirán siendo bajas en el futuro previsible a medida que el Banco Central Europeo consolide las alentadoras previsiones de crecimiento. Los economistas encuestados por Reuters afirmaron que la inflación no alcanzará el objetivo del 2% hasta 2020, dejando la probabilidad de que aumenten las tasas de interés.

Hipotecas Emitidas, 2014-2017 España

En el mercado inmobiliario español, la demanda continuará su tendencia al alza. En las Islas Baleares de 2017, hubo un total de 5.068 transferencias de propiedad, una cifra fuerte teniendo en cuenta la población de la región. Otras regiones también se desempeñaron con fuerza, las ciudades costeras más pequeñas de Andalucía y la Comunidad Valenciana, como Almería y Alicante, atrajeron ventas considerables a medida que los españoles buscaban recuperar sus preciados lugares de vacaciones. Para Baleares y España, como precios inmobiliarios completos, se puede suponer con seguridad, por lo tanto, seguirá aumentando. Para Ibiza en particular, los entornos económicos positivos en Francia y Alemania generarán un gasto extranjero inestimable.

Transferencia de Propiedad por Región y Ciudad de España Abril 2018

Comparar Listados